La noche del 5 de enero es siempre para esta asociación el día más mágico. Pero esta entidad proporciona otras muchas alegrías a lo largo del año. Y es que el trabajo no sólo se concentra en diciembre y enero, sino que los socios de la Asociación de Reyes Magos de Cádiz trabajan todo el año para que los niños sigan luciendo su mejor sonrisa.

Y una gran sonrisa es la que llevaban todos los pequeños que se subieron al autobús el pasado 4 de agosto para acudir al campamento Barrachina en Alcalá de los Gazules. 42 niños que viven en familias desestructuradas que necesitan estar en otros niños y en otros espacios donde de verdad puedan ser lo que son, niños.

Nada nos hace más felices que verlos subidos en ese autobús ilusionados. Una ilusión que nos transmiten a nosotros y queremos que contagie a otras muchas personas que quieran sumarse a nosotros.

Hasta la próxima semana estos niños permanecerán en este espacio donde pueden participar actividades al aire libre, reir, cantar, bailar y disfrutar en un ambiente sano.

Una actividad que ha sido posible realizar gracias a las aportaciones de nuestros socios y de los colaborades. Sin todos ellos sería imposible hacer todos estos sueños realidad.

Entradas relacionadas
Partido de Fútbol
12 Diciembre, 2016
Gala de la Ilusión
12 Diciembre, 2016